fbpx

¿Qué debes hacer para controlar el estrés cuando conduces?

El estrés puede causar dificultades, anula o disminuye ciertas capacidades en nuestra vida personal, laboral y la actividad de conducir no es la excepción.

 

“El estrés es una respuesta no especifica del organismo ante cualquier demanda que se le impongan” (Selye, 1935). Según la literatura científica “cualquier factor que actué internamente o externamente al cual se hace difícil adaptar y que induce a un aumento en el esfuerzo por parte de la persona para mantener un estado de equilibrio dentro de él mismo y con su ambiente externo.”

 

Cuando conducimos bajo estímulos estresantes que no son afrontados adecuadamente, se puede experimentar sudoración, taquicardias, mareos, respiración agitada, en muchas ocasiones problemas en la visión, falta de concentración, fatiga y muchos otros síntomas que pueden ponernos en riesgos en el momento de que realizamos esta actividad.

 

Las situaciones de nuestra vida cotidiana pueden convertirse en estresores, sin embargo es importante tomarnos un tiempo para analizar la situación e identificar las opciones para solucionar los problemas.

 

Es relevante que los conductores puedan adquirir y fortalecer estrategias para afrontar cualquier demanda generadoradora de estrés ya que la responsabilidad que se debe tener con sus propias vidas y la de los demás es vital.

Para manejar el estrés se recomienda:

 

  1. Establezca prioridades. Decidir qué cosas se deben hacer y qué cosas pueden esperar y aprender a decir no a tareas nuevas si usted está abrumado(a).
  2. Manténgase en contacto con personas que pueden proporcionar apoyo emocional y de otra índole. Pida ayuda a los amigos, la familia y la comunidad u organizaciones religiosas para reducir el estrés debido a responsabilidades laborales o asuntos familiares, tal como el cuidado de un ser querido.
  3. Tómese tiempo para hacer actividades relajantes que disfruta, como leer o realizar algún deporte.
  4. Evite pensar obsesivamente en los problemas. Enfóquese en lo que ha logrado, no en lo que no ha podido hacer, al conducir deje a un lado los problemas.
  5. Haga ejercicio con regularidad. Una caminata moderada de solo 30 minutos al día puede ayudarle a levantar el ánimo y reducir el estrés.
  6. Realice ejercicios de control de respiración.
  7. Sea proactivo. Hable sobre lo que le provoca el estrés; exprese sus necesidades claramente a su familia, amigos y si requiere a un profesional de la salud mental.

 

Recuerde: todo tiene una solución y los seres humanos nos adaptamos a situaciones nuevas, en el momento que nuestro mundo cambio de manera abrupta por la pandemia del Covid-19 nada se detuvo, tal vez a muchos nos tomó algo de tiempo pero continuamos y con una nueva forma de vivir.

Ir arriba